Se ejemplo

 

Transcripción

Los jóvenes adultos pueden pasar sus años persiguiendo muchas cosas distintas. ¿Qué les dice la Biblia a los jóvenes al respecto? Sí, la Biblia no nos da libertad para desperdiciar nada en la vida. No deja a los jóvenes libres de culpa en lo que respecta a vivir una vida piadosa, a vivir con carácter. Así que creo que hay un par de formas de abordar esa pregunta, y la primera quizá sea apelar a Jesús mismo. ¿Qué hacía él entre los 12 y los 30 años? Estaba sujeto a sus padres y crecía en sabiduría, estatura y favor con Dios y los hombres. Así que Jesús mismo necesitaba crecer en sabiduría, estatura y favor. Si Jesús lo necesitaba, probablemente tú, como joven adulto, también lo necesitas. Otro lugar adonde podemos ir es el libro de 1 Timoteo, que me parece un pasaje muy útil en este tema. Así que voy a leerlo, y luego podemos analizarlo. «Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza» (1Ti 4:12). ¿Quieres saber qué hacer con tus años de joven adulto o de adolescente? Ahí está. Sé ejemplo para otros creyentes. Mira a las personas mayores de tu iglesia y di: «Voy a ser un ejemplo de piedad delante de ellos».   A veces los jóvenes no piensan mucho lo que hablan. ¿Cómo pueden dar el ejemplo en sus palabras? Exacto, sé ejemplo en tu hablar, en las palabras que usas, y si eso ha sido siempre un desafío, cuanto más hoy, cuando todos tenemos estos pequeños rectángulos brillantes en las manos, y en un instante podemos escribir algo con los pulgares y enviarlo al mundo. O podemos comunicarnos con la voz en un millón de formas distintas, así que, como joven, tienes que dar el ejemplo en cada palabra que digas. Eso significa que tomarás la iniciativa en asegurarte de que cada palabra que digas honre a Dios. Que ninguna de tus palabras deshonre a Dios. Que no hieran a otros, que no perjudiquen a otros. Ya entiendes lo que dice Santiago, que la lengua es un fuego, es venenosa, saca los deseos del corazón y luego los va derramando por la boca. Así que hay que estar muy consciente de que las palabras se pueden usar para ayudar, y se pueden usar para destruir. Se pueden usar para sanar, y se pueden usar para causar gran destrucción. Así que sé ejemplo en usar tus palabras para bendecir a otros y para alabar a Dios.   ¿Qué significa para los jóvenes ser un ejemplo de conducta? Bueno, la conducta es la forma en que uno vive, ¿sí?, cómo se vive en general ante otras personas. Así que, en tu conducta, y recuerda este pasaje, hablamos especialmente de la reunión de los creyentes, en un sentido público. Por supuesto, eso no significa que puedas tener pecados privados, sino que estamos hablando de cuando los cristianos ven a otros cristianos. Así que en tu conducta allí, especialmente en la iglesia local, debes ser ejemplar. Eso significa que llegas a otras personas con amor, que estás sirviendo. Mira, eres joven, tienes fuerza. Usa esa fuerza para bendecir a otros. Tienes un entusiasmo juvenil. Dirígelo a buenos fines. Una cosa que me encanta ver es a jóvenes que deliberadamente se sientan con personas mayores, deliberadamente buscan su sabiduría, deliberadamente buscan una relación con ellos. ¿Por qué no hacerlo? Que tu conducta desafíe incluso a los mayores en tu deseo de hacer a un lado las barreras, buscar relaciones difíciles, hacer las cosas que mejor puedes hacer con tu juventud y tu fuerza.   ¿Cómo puede un joven ser ejemplo de amor en la forma en que la Biblia nos llama? Hemos hablado de palabras y de conducta. El amor, es decir, el amor bíblico, no es solo un sentimiento; hay que sentir cierto amor por las personas de tu iglesia y por los demás, pero hay que actuar de formas amorosas. El amor siempre toma forma de acción finalmente. Así que lo que tienes que considerar al pensar en las personas de tu iglesia, al pensar en tus contactos, ¿cómo puedo amar a las personas? ¿Qué significaría para mí actuar con amor hacia ellos? Una de las cosas importantes es orar por la gente, involucrarse en la oración por ellos. Deliberadamente presentarlos al Señor, recordarlos delante del Señor. Así que ora. Otras formas, ¿cómo puedo amar a las personas de esta iglesia? ¿Cómo puedo demostrar que amo a Cristo amando a las personas que me rodean?   ¿Cómo pueden lo jóvenes dar el ejemplo en fe? Los jóvenes adultos pueden ser ejemplo de fe en primer lugar teniendo una firme confianza en el evangelio, en Jesucristo. Es tener fe en ese sentido, creer en los hechos del cristianismo. Pero luego también es vivir por ello. Creo que los jóvenes adultos tienen una extraordinaria oportunidad de desarrollarse teológicamente. Está ese entusiasmo del que hablé, que llega con los años más jóvenes. Dirige eso al aprendizaje. A aprender no solo lo que se estudia en la escuela —eso es genial también—, sino aprender los hechos de la fe cristiana, aprender teología y aplicarla muy cuidadosamente a tu vida; escuchar buenos sermones, estar presente en la iglesia, estar ahí de lleno, y vivir tu fe en el contexto de tu iglesia local. Este es el momento para aprender a hacer eso.   Muchos jóvenes adultos luchan con esto, pero ¿cómo pueden ser ejemplo de pureza? Esto me encanta. Me encanta porque es muy contracultural. Jóvenes adultos, especialmente varones (le está hablando en primer lugar a Timoteo), den el ejemplo en pureza. A los jóvenes, que en un sentido mundano se espera que hagan lo que quieran en estos años, que exploren, y simplemente hagan lo que les guste, Pablo les dice: «Sean ejemplo de pureza». Así que ese es tu desafío como joven adulto en un mundo saturado de pornografía. En un mundo donde estás rodeado de abierta sexualidad en todo momento. Tienes que mirar a los adultos de tu iglesia y decir: «Quiero ser un ejemplo para ellos de lo que significa ser puro. Un ejemplo de lo que significa vivir con pureza sexual». Qué contracultural es eso. Pero hablando desde la perspectiva de alguien mayor, en los cuarenta y tantos, es una gran alegría ver personas que realmente dan ese ejemplo. Uno habla con ellos y se da cuenta, ellos solían estar hundidos en el pecado, y ahora le han dado muerte a ese pecado y viven para la justicia. Ese es un importante incentivo y un desafío para alguien como yo. Así que aquí tienes una increíble oportunidad de ser contracultural, y también de ser una bendición para las personas en tu iglesia, al vivir para la justicia, al dar el ejemplo en tu pureza sexual, en tu autocontrol sexual.   Hoy a los jóvenes no se los llama a nada superior, o las expectativas son muy bajas para ellos. ¿Cuál es la forma bíblica de pensar al respecto? Sí, aquí está Pablo, el viejo Pablo, escribiendo al joven Timoteo, sé ejemplo. No le está permitiendo a Timoteo que, por así decirlo, ceda a las bajas expectativas, y creo que eso está en el trasfondo del pasaje. Las personas mayores en la iglesia de Timoteo, donde él es pastor, los miembros mayores de la iglesia esperan que Timoteo meta la pata. Tienen bajas expectativas de él por su juventud. Pablo le dice que no ceda a esas bajas expectativas. Eleva sus expectativas. Creo que ese es un desafío muy importante para los jóvenes. Como iglesia, pero especialmente el mundo alrededor, no podría tener más bajas expectativas de ti ahora. Así que es un extraordinario desafío. Voy a elevarlo, voy a mostrarle a la gente que puedo ser un ejemplo de piedad. No para alimentar mi ego, sino para darle gloria al Señor Jesucristo. Qué increíble oportunidad tienes aquí, ahora mismo, comenzando hoy. Y si hubiera un recurso que pudiera señalarte, he escrito un librito sobre el tema, titulado Set an Example (Sé ejemplo). Espero que te resulte útil. Te guiará a través del pasaje. También hay una guía de estudio. Tal vez puedas desarrollarla con amigos, o un grupo de jóvenes adultos. Podría desafiarte y dirigirte aún más. ¿Cómo puedo vivir para el bien de los demás y para la gloria de Dios?

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo BLOG ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por más de 7000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.