Los niños y la pornografía

[dropcap]B[/dropcap]ienvenidos a otra edición de «3 minutos los jueves». ¿De qué se trata? Marco tres minutos en el reloj, y durante ese breve tiempo, intento decir algo provechoso, algo útil sobre un tema importante. El tema de esta semana de hecho es uno que preferiría no abordar, pero me siento obligado a hacerlo. Se trata de los niños y la pornografía, así que comienza la cuenta y aquí vamos.  

Transcripción:

Bienvenidos a otra edición de «3 minutos los jueves». ¿De qué se trata? Marco tres minutos en el reloj, y durante ese breve tiempo, intento decir algo provechoso, algo útil sobre un tema importante. El tema de esta semana de hecho es uno que preferiría no abordar, pero me siento obligado a hacerlo. Se trata de los niños y la pornografía, así que comienza la cuenta y aquí vamos. Quiero que los padres sepan tres cosas sobre los niños y la pornografía. Una es estadística; otra es anecdótica, y otra es esperanzadora, afortunadamente. Primero, estadísticamente, la edad promedio de la primera exposición a la pornografía es alrededor de los 11 o 12 años, y esa línea sigue a la baja. Hoy los niños se exponen a la pornografía a una edad cada vez menor.  De hecho, no solo se exponen a pornografía, sino a una cruda, vulgar y vil pornografía. No es lo que sus bisabuelos pudieron haber visto hace muchos años, ni siquiera sus abuelos. Es un nuevo tipo de pornografía que es muy abundante y muy oscura. Es muy ruin. Para muchos niños, su primera exposición a la noción de pornografía es mediante ese tipo. Ellos indagan sus preguntas en línea y eso es lo que encuentran. Padres, debemos estar conscientes de este desafío que nuestros hijos están enfrentando. Lo segundo que quiero decir es anecdótico. Es que he estado alrededor del mundo hablando sobre la pornografía. Creo que he estado en cuatro continentes y en muchos países para hablar de pornografía. Adonde voy, hago el mismo desafío. Si eres hombre entre 18 y 25 años y jamás has buscado pornografía en línea, ven y háblame más tarde. Me encantaría escuchar al respecto. Me encantaría saber qué hicieron tus padres o qué hiciste tú para evitarlo. He hecho ese desafío ante miles y miles de personas estos años. Nadie se me ha acercado y me ha dicho: «Sí, ese soy yo». Eso no significa que cada hombre joven haya buscado pornografía, pero el hecho es que la gran mayoría lo ha hecho. A veces fue una inocente interrogante infantil. A veces habían caído en hábitos reales de pecado. Les daba vergüenza contarles a los padres si estos los descubrían. La mayoría de los jóvenes hoy han buscado o están buscando pornografía en línea. Debemos estar conscientes de esto. Debemos entender que es una prueba y tentación seria. Lo tercero que quiero decir, afortunadamente, es esperanzador. Creo que esta plaga de la pornografía en algún momento futuro se acabará, y es porque ahora los padres están conscientes. Cuando éramos jóvenes, mi generación, la próxima generación, nuestros padres no entendían lo que ocurriría si nos daban computadores y conexión a internet. Hoy lo sabemos. Hoy lo entendemos. Sabemos que solo puede resultar una cosa, y es mala. Es la pornografía, pero, mi generación de padres, nosotros entendemos y estamos decididos a ayudar a nuestros hijos a evitar los problemas a los que quizá nosotros sucumbimos, así que estamos tomando medidas. Entendemos que discipular hoy a nuestros hijos significa disciplinarlos en esta área de la sexualidad, en esta área de la pornografía, ayudarles a entender lo que es, a entender cómo responder a ella, si la ven. Ayudarles honestamente a entender qué hacer cuando la vean. Ahí está. La plaga de la pornografía nos rodea. Espero que la evidencia estadística y la evidencia anecdótica pueda llevarte a la esperanza. La esperanza, padres, es que ustedes eduquen y capaciten a sus hijos.

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo Blog ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por mas de 6000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.