Los falsos maestros: T. D. Jakes

Hace algunos meses comencé una serie de artículos a través de los cuales estoy sondeando la historia de la iglesia —desde sus primeros días hasta el presente— para analizar algunos de los más notorios falsos maestros del cristianismo y para analizar la falsa doctrina que cada uno representa. En el camino hemos visitado figuras tales como José Smith (mormonismo), Elena White (adventismo), Norman Vincent Peale (pensamiento positivo), y Benny Hinn (sanidad por fe). Hoy nos volvemos a un hombre que pastorea una megaiglesia, cuyos sermones son parte del contenido esencial del canal TBN, y ha escrito una larga lista de libros éxito de ventas.

T. D. Jakes

Thomas Dexter Jakes nació el 9 de junio de 1957 en South Charleston, West Virginia, y creció cerca de Vandalia. En su adolescencia se le encargó apoyar y cuidar a su padre inválido y se dedicó a la tarea. Cuando aún era joven, sintió que el Señor lo llamaba al ministerio, así que se matriculó en la West Virginia State University y comenzó a predicar ocasionalmente. No obstante, no mucho después abandonó los estudios para trabajar en Union Carbide, mientras seguía predicando a tiempo parcial. En 1981, a los 24 años, se casó con Serita Ann Jamison.

Para este momento, Jakes, que aún deseaba ser ministro, fundó Greater Emmanuel Temple of Faith, una pequeña congregación pentecostal independiente en Montgomery, West Virginia. La iglesia comenzó a crecer rápidamente desde la reunión de los diez miembros fundadores en un pequeño local comercial hasta doscientos y luego trescientos asistentes. Jakes pronto tuvo contacto con el Obispo Sherman Watkins, quien había fundado Higher Ground Always Abounding Assembly, que en ese entonces era una asociación de más de doscientas iglesias pentecostales. Watkins ordenó a Jakes y le sugirió que plantara una iglesia en el Área de Charleston.

En 1990, Jakes se mudó a Charleston y comenzó a enfocarse en las preocupaciones espirituales de las mujeres de su iglesia, muchas de las cuales se hallaban en relaciones abusivas o por lo demás difíciles. Él denominó su curso: «Mujer, eres libre», y más tarde este llegó a ser el título de su libro éxito de ventas y el nombre de una conferencia anual. Para 1993, había trasladado su congregación a Cross Lanes, West Virginia, donde la congregación de diversas razas se disparó hasta más de 1.100 personas. Al año siguiente fundó T. D. Jakes Ministries para producir sermones y conferencias televisados. En 1996 se mudó a Dallas, Texas, donde fundó la Casa del Alfarero. Hoy unas 17.000 personas la consideran su iglesia local. Su programa de televisión, «La casa del alfarero» aparece en la Trinity Broadcasting Network (TBN) y otros canales alrededor del mundo, lo que lo convierte en uno de los predicadores más prominentes y reconocibles del mundo. Su evento anual MegaFest congrega hasta 100.000 personas cada año. Ha escrito más de 30 libros, muchos de los cuales han aparecido en las listas de libros cristianos más vendidos.

T. D. Jakes, un talentoso orador y excelente comunicador, ha sido ampliamente elogiado por su enseñanza y su liderazgo. En septiembre de 2001 apareció en la portada de la revista TIME con el título: «¿Es este hombre el próximo Billy Graham?». También ha aparecido en programas de Oprah Winfrey, y él a su vez la ha invitado a ella a su evento MegaFest. Él ha actuado o producido varias películas, incluyendo la actual El cielo es real. Entre sus relaciones se cuentan tanto el presidente George W. Bush como el presidente Barack Obama.

Falsa enseñanza: modalismo

T. D. Jakes se asocia con varias enseñanzas problemáticas, incluyendo el evangelio de la prosperidad y el pensamiento positivo. No obstante, para nuestros propósitos, observaremos su enseñanza sobre la Trinidad. Jakes ha estado asociado por mucho tiempo al pentecostalismo unitario, el cual adhiere a una postura no ortodoxa sobre la Trinidad. Esta postura se conoce como modalismo, o históricamente como sabelianismo.

El modalismo sostiene que el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo no se refieren a distintas personas de la divinidad, sino a diferentes modos de existencia de una sola persona. Enseña que en edades pasadas Dios se manifestó como el Padre, durante la encarnación de Cristo se manifestó como el Hijo, y posteriormente se manifestó como el Espíritu Santo. Sostiene como uno de sus principios básicos que Dios no puede existir en más de un modo al mismo tiempo. Por lo tanto, si bien esta enseñanza sí afirma cierta forma de teología trinitaria, y si bien sí proclama la divinidad de Jesucristo, niega que haya tres personas distintas que juntas conformen la divinidad.

De ahí que la declaración de fe de Casa del Alfarero diga: «Hay un Dios, Creador de todas las cosas, infinitamente perfecto, y externamente existente en tres manifestaciones: Padre, Hijo, y Espíritu Santo». (Anteriormente la declaración era aún más clara: «Creemos en un Dios que es eterno en su existencia, siendo a la vez Padre, Hijo, y Espíritu Santo Y que él es soberano y absoluto en su autoridad»). Aquí la palabra importante es manifestaciones. Donde el cristianismo histórico afirma personas, el modalismo exige el uso de manifestaciones o modos.

Seguidores y adherentes

Jakes tiene gran influencia en muchos círculos. Unas 17.000 personas asisten a su iglesia semanalmente y millones más encuentran su enseñanza a través de sus programas, conferencias, películas y libros. Él es una de pocas figuras cristianas cuya voz se extiende a la cultura general a través de su asociación con Oprah Winfrey, presidentes estadounidenses, y otros líderes.

Lo que dice la Biblia

Estas distinciones menores en la teología trinitaria, una palabra aquí, una letra allá, en realidad representan diferencias colosales e incluso diferencias eternas: la diferencia entre el cielo y el infierno. El modalismo por mucho tiempo ha sido catalogado de herejía, lo que significa que si uno lo cree, en lugar de la comprensión bíblica de la Trinidad, uno no es ni puede ser un verdadero cristiano (gran parte de esta sección se puede encontrar en la Teología Sistemática de Wayne Grudem).

Podemos definir la Trinidad, tal como la iglesia la ha entendido históricamente, por medio de una serie de siete simples aseveraciones: hay un Dios; el Padre es Dios; el Hijo es Dios; el Espíritu Santo es Dios; el Padre no es el Hijo; el Hijo no es el Espíritu; el Espíritu no es el Padre.

En todo lo que hay, en todo lo que existe, solo hay un Dios. No había verdad más preciosa para los antiguos israelitas. En la profecía de Isaías, Dios declara:

Fuera de mí no hay otro Dios;

Dios justo y Salvador,

    no hay ningún otro fuera de mí.

Vuelvan a mí y sean salvos,

    todos los confines de la tierra,

    porque yo soy Dios, y no hay ningún otro (Isaías 45:21.22).

No podría estar más claro. El Nuevo Testamento es igualmente explícito. Pablo escribe: «Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre» (1 Timoteo 2:5). Santiago concuerda: «¿Tú crees que hay un solo Dios? ¡Magnífico! También los demonios lo creen, y tiemblan» (Santiago 2:19).

Hay un solo Dios. Las otras seis aseveraciones afirman tanto la unidad como la diversidad al interior de la divinidad. Hay un Dios que existe como Padre, Hijo, y Espíritu Santo, pero cada uno de estos se distingue de los otros. Aquí hay unidad, pero también diversidad. Hay un sentido estricto en el que Dios es uno, y hay un sentido estricto en el que Dios es tres.

Para resumir estas siete aseveraciones, podríamos decir: «Dios existe eternamente como tres personas: Padre, Hijo, y Espíritu Santo, y cada persona es plenamente Dios, y hay un solo Dios». En todo lo que creemos, en todo lo que afirmamos o negamos, debemos sostener estas siete declaraciones unidas. Si quitamos una, toda la estructura se derrumba. De hecho, cada vez que se ataca a la Trinidad, o cada vez que se niega la Trinidad, es porque una de estas declaraciones ha sido quitada o alterada.

¿Qué palabras podemos usar para describir esta cualidad de unicidad y esta cualidad de triplicidad? ¿Dios es uno (espacio en blanco) y tres (espacio en blanco)? Los cristianos llegaron a usar el término esencia para describir la unicidad de Dios, y el término persona para expresar la triplicidad de Padre, Hijo, y Espíritu Santo. Dios es una esencia y tres personas.

Si bien recientemente T. D. Jakes ha negado ser modalista, sigue usando manifestaciones en lugar de personas, y sigue respaldando la fe de aquellos que se mantienen como fervientes pentecostales unitarios. Esta no es una objeción insignificante en teología, porque contradice y confunde las posturas ortodoxas y aceptadas sobre la Trinidad. Mientras Jakes no afirme claramente la definición ortodoxa de la Trinidad ni niegue la definición modalista de la Trinidad, debemos ser cautelosos y considerarlo un falso maestro.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en Challies.com.

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo Blog ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por mas de 6000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.