Al menos 5 cosas que la Escritura enseña sobre los gobiernos

[dropcap]E[/dropcap]l gobierno es uno de los hechos de la vida en este mundo. Toda la historia humana ha demostrado que necesitamos ser gobernados. No es de extrañar que la Biblia hable acerca del gobierno. Estas son cinco cosas que la Biblia nos enseña al respecto.

Todo gobierno es establecido por Dios

«“No tendrías ningún poder sobre mí si no se te hubiera dado de arriba”, le contestó Jesús [a Pilato]» (Juan 19:11).

«No hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él» (Romanos 13:1b).

Dios usa incluso los gobiernos pecadores para hacer su voluntad

«Por eso, así dice el Señor Todopoderoso: “Por cuanto no han obedecido mis palabras, yo haré que vengan todos los pueblos del norte, y también mi siervo Nabucodonosor, rey de Babilonia. Los traeré contra este país, contra sus habitantes y contra todas las naciones vecinas, y los destruiré por completo: ¡los convertiré en objeto de horror, de burla y de eterna desolación!”, afirma el Señor» (Jeremías 25:8-9).

«En efecto, en esta ciudad se reunieron Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y con el pueblo de Israel, contra tu santo siervo Jesús, a quien ungiste para hacer lo que de antemano tu poder y tu voluntad habían determinado que sucediera» (Hechos 4:27-28).

Debemos orar por aquellos que nos gobiernan

«Así que recomiendo, ante todo, que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos, especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna» (1 Timoteo 2:1-2).

Debemos honrar y someternos a quienes nos gobiernan

Jesús dijo: «“Denle, pues, al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios”. Y se quedaron admirados de él» (Marcos 12:17).

«Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él. Por lo tanto, todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido. Los que así proceden recibirán castigo. Porque los gobernantes no están para infundir terror a los que hacen lo bueno, sino a los que hacen lo malo. ¿Quieres librarte del miedo a la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás su aprobación, pues está al servicio de Dios para tu bien. Pero, si haces lo malo, entonces debes tener miedo. No en vano lleva la espada, pues está al servicio de Dios para impartir justicia y castigar al malhechor» (Romanos 13:1-4).

«Sométanse por causa del Señor a toda autoridad humana, ya sea al rey como suprema autoridad, o a los gobernadores que él envía para castigar a los que hacen el mal y reconocer a los que hacen el bien. Porque esta es la voluntad de Dios: que, practicando el bien, hagan callar la ignorancia de los insensatos. Eso es actuar como personas libres que no se valen de su libertad para disimular la maldad, sino que viven como siervos de Dios. Den a todos el debido respeto: amen a los hermanos, teman a Dios, respeten al rey» (1 Pedro 2:13-17).

Todos los gobiernos humanos finalmente acabarán y Jesús reinará sobre todos para siempre

Porque nos ha nacido un niño,

    se nos ha concedido un hijo;

la soberanía reposará sobre sus hombros,

    y se le darán estos nombres:

Consejero admirable, Dios fuerte,

    Padre eterno, Príncipe de paz.

Se extenderán su soberanía y su paz,

    y no tendrán fin.

Gobernará sobre el trono de David

    y sobre su reino,

para establecerlo y sostenerlo

    con justicia y rectitud

    desde ahora y para siempre.

Esto lo llevará a cabo

    el celo del Señor Todopoderoso

(Isaías 9:6-7).

«Luego vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco. Su jinete se llama Fiel y Verdadero. Con justicia dicta sentencia y hace la guerra… De su boca sale una espada afilada, con la que herirá a las naciones. “Las gobernará con puño de hierro”. Él mismo exprime uvas en el lagar del furor del castigo que viene de Dios Todopoderoso. En su manto y sobre el muslo lleva escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores» (Apocalipsis 19:11, 15-16).

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en Challies.com.

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo BLOG ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por más de 7000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.