Reformado: una definición

Si estás interesado en aprender más sobre la tradición reformada, les sugiero los siguientes recursos:
|
|

Esta mañana, un lector planteó la pregunta acerca de lo que significa ser un cristiano reformado. Su pregunta me hizo percatar  de que, aunque soy reformado en teología y lo he sido durante muchos años, no tengo una definición de reformado para responder a la pregunta. Así que pensé publicar hoy una definición de lo que significa ser reformado. En primer lugar, es importante señalar que debido a que la tradición reformada surgió de la Reforma protestante, el término «reformado» generalmente se define en comparación  con  otra cosa. Al afirmar la teología reformada, estás negando implícitamente otras teologías, como la teología católica (a la que se opuso la teología reformada) y la teología arminiana (que más tarde se opuso a la teología reformada). Dudo que alguna oración en la historia del idioma haya usado la palabra «teología» tantas veces como esta frase. Mis profesores deben de estar llorando por mi culpa. Comencemos con algunas definiciones. La fe cristiana se refiere a todas las religiones que se basan, al menos, parcialmente, en las enseñanzas de Jesucristo y de la Biblia. Se divide en cuatro ramas principales: ortodoxo oriental, católico romano, protestante y sectas. El protestantismo generalmente se divide en dos campos: arminiano y reformado. La gran mayoría de los protestantes sostienen la doctrina arminiana. Nos ocuparemos hoy de la minoría que se considera reformada. Un buen lugar para iniciar cualquier investigación en estos días es la Web,  y una búsqueda rápida de «reformado» arrojó las siguientes definiciones que pertenecen a la teología:

  1. Término usado para referirse a una tradición teológica que se inspira en los escritos de Juan Calvino (1509-1564) y sus sucesores. El término se usa generalmente con preferencia a «calvinista».
  2. Referente a la Reforma, su teología y/o aquellos que la respaldan. También se usa para diferenciar: a) el calvinismo del luteranismo, o b) el calvinismo europeo continental del calvinismo escocés, también conocido como presbiterianismo.

Esas son definiciones concisas, pero que no expresan el sentido completo de la palabra. Una definición mucho mejor y más completa se encuentra en Five Solas (Cinco Solas). Allí, el profesor del Geneva College, Byron Curtis, divide la definición en cuatro partes. Ser reformado es:

  1. Confesar el consenso de los cinco primeros siglos de la Iglesia

  • Teísmo clásico: un Dios omnipotente y benévolo, distinto de la creación.
  • Trinitarianismo de Nicea y Calcedonia: un Dios en tres personas eternamente existentes, iguales en gloria y en poder.
  • Cristo, el Dios-Hombre, el único mediador entre Dios y la raza humana, encarnado, crucificado, resucitado, que ascendió y regresará.
  • Humanidad creada a la imagen de Dios, aunque trágicamente caída y profundamente necesitada de una relación restaurada con Dios a través de Cristo.
  • La Iglesia visible: la comunidad de los redimidos, en quienes mora el Espíritu Santo; el cuerpo místico de Cristo en la tierra.
  • Una Iglesia, santa, universal y apostólica.
  • Los sacramentos: símbolos y sellos visibles de la gracia de Dios, que nos ministran el amor de Cristo en nuestra profunda necesidad.
  • La vida cristiana: caracterizada por las principales virtudes teológicas de la fe, la esperanza y el amor.

Sería correcto decir que esta es una declaración de la fe protestante más que una declaración de la fe reformada. En esta lista vemos que los cristianos reformados se adhieren a todas las creencias fundamentales enseñadas en la Biblia. Estas creencias fueron el fundamento sobre  el que se estableció en la Iglesia primitiva y se basan en las enseñanzas de la Biblia tal como las interpretaron los apóstoles y los padres de la Iglesia primitiva. Muchas de estas creencias cambiaron o se perdieron a medida que la Iglesia Católica crecía  en poder y autoridad  a partir del siglo V en adelante. A lo largo de la historia existieron grupos de creyentes no católicos que se aferraron a todos o a muchos de estos puntos de doctrina, pero que se perdieron en gran medida hasta la época de la Reforma.

  1. Confesar las cuatro solas

  • La autoridad de la Escritura: sola scriptura (Solo la Escritura).
  • La base para la salvación: Sola Gratia (Solo por gracia).
  • Los medios de salvación: Sola Fide (Solo por la fe).
  • El mérito de la salvación: Solus Christus (Solo por Cristo).

Una vez más, estas forman la base del protestantismo, así como de la tradición reformada. Estos son los principios que impulsaron la Reforma protestante del siglo XVI y la separaron de la Iglesia Católica Romana. Estos cuatro puntos de doctrina se basan completamente en la Biblia y fueron la fuerza teológica que impulsó el movimiento protestante recién formado.

  1. Confesar las características distintivas de la fe reformada

  • En la salvación: monergismo, no sinergismo. Solo Dios salva. Este monergismo implica los cinco puntos del calvinismo del Sínodo de Dort (acrónimo T.U.L.I.P. [por sus siglas en inglés]):

T = Depravación total U = Elección incondicional L = Expiación limitada, o mejor, redención particular I = Gracia irresistible P = Perseverancia y preservación de los santos Estos cinco puntos distintivos de la doctrina, también se conocen como los cinco puntos del calvinismo, ya que fueron articulados por primera vez por Juan Calvino después de que la Reforma estuviera  en pleno apogeo. Están basados completamente en la Biblia. Cuando una persona habla de ser reformada, estos cinco puntos doctrinales son a los que se refiere con mayor frecuencia. La mayoría de las iglesias evangélicas (no reformadas) no se aferran a todos estos puntos. Algunas sostienen dos o tres (y ocasionalmente hasta cuatro), pero la mayoría los rechaza a favor de la teología arminiana.

  1. Otros distintivos reformados

El profesor Curtis enumera otros puntos de doctrina que considera como distintivos reformados. Estos incluyen: El principio regulador de la adoración, la teología del pacto (la Iglesia es el nuevo Israel; generalmente significa que los niños son bautizados en lugar de los creyentes) y la vida se considera desde la esfera de la religión (los cristianos no tienen trabajos ni carreras; tienen vocaciones o llamados). No consideraría que la adhesión a estos principios sea necesaria  para considerarse reformado y sospecho que la mayoría de los cristianos reformados estarían de acuerdo conmigo.

  1. Finalmente: en todo, Soli Deo Gloria – solo a Dios sea la gloria en todas las cosas

Esto es, una vez más, algo que todos los cristianos afirmarían, ya sea implícita o explícitamente. En todas las áreas de la vida debemos dar gloria a Dios. Entonces, ¿qué significa todo esto? Ser reformado es adherirse a las enseñanzas puristas de la Biblia: afirmar la doctrina enseñada por Jesús, por Pablo y por los apóstoles. La Escritura es considerada la máxima autoridad para los asuntos de la vida y de la fe, y toda la doctrina reformada está fundamentada en la Biblia. Estoy convencido de que la doctrina reformada no es más que el cristianismo bíblico. Si no fuera por el pecado humano, no tendríamos que hacer ninguna distinción entre ellos. Si estás interesado en aprender más sobre la tradición reformada, les sugiero los siguientes recursos: Christian Handbook, de Peter Jeffery: un libro pequeño y excelente, disponible sólo en inglés, que presenta las creencias cristianas desde una perspectiva reformada. Sed de Dios, por John Piper: no es para los débiles de corazón, pero hace un gran trabajo al explicar los principios reformados. Los libros, sermones, artículos y sitios web de los siguientes maestros: John MacArthur, R.C. Sproul, John Piper, James White. Podría enumerar muchísimos más, pero seré breve. Si tienes otros recursos reformados que te  gustaría sugerir, no dudes en hacerlo en la sección de comentarios de este sitio.

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo Blog ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por mas de 6000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.