¿Por qué fue bautizado Jesús?

¿por qué Jesús insistió en ser bautizado por Juan el Bautista?
|
|

Cerramos la semana con una pregunta de Bob, un oyente de podcast que escribe para hacer una pregunta simple, pero también una muy buena pregunta. En pocas palabras, ¿por qué Jesús insistió en ser bautizado por Juan el Bautista?

Mateo como nuestra guía

La descripción más completa del bautismo de Jesús se da en Mateo 3. Entonces, dejemos que Mateo nos guíe al responder la pregunta: ¿Por qué Jesús insistió en ser bautizado por Juan? Hay al menos dos cosas que Mateo deja en claro sobre el bautismo de Juan que son relevantes respecto a por qué Jesús insistió en someterse a este bautismo. Primero, Mateo 3: 6 dice que la gente venía a bautizarse confesando sus pecados. Y luego cita a Juan en Mateo 3:11 : «Te bautizo con agua para el arrepentimiento». Así que Mateo dejó en claro que el propósito del bautismo de Juan era proporcionar una ocasión para que el pueblo judío confesara sus pecados y se arrepintiera y estuviera bien con Dios. Esa es la primera cosa.

Nueva identidad

En segundo lugar, Juan deja en claro que su bautismo de arrepentimiento está creando un pueblo de Dios para el Mesías venidero, y que lo está creando con una identidad que no es idéntica a su judeidad, sino a su arrepentimiento. Lo vemos en Mateo 3: 9 . Él les dice a los fariseos que habían ido al río: “Y no presuman decirse a sí mismos: ‘Tenemos a Abraham como nuestro padre’, porque les digo que Dios puede criar hijos para Abraham a partir de estas piedras. » ¿Qué significa eso? Significa que no hay salvación ni seguridad al reclamar tu linaje de Abraham. Dios es libre al elegir quién estará en Su pueblo. Puede hacer santos propios, a partir de rocas si quisiera. Entonces, el nuevo pueblo de Dios que está siendo reunido por este bautismo se está preparando para el Mesías venidero, Jesús; está marcado por el arrepentimiento y el fruto que proviene del arrepentimiento. No están, como los fariseos, dependiendo de su origen étnico o su pedigrí religioso al decir: «Tenemos a Abraham como nuestro padre».

Adecuado

Ahora, Jesús entra en esa situación y Juan le dice: Hombre, «Necesito ser bautizado por tí, ¿y vienes a mí [para ser bautizado]?» ( Mateo 3:14 ). En otras palabras, deja en claro que Jesús no necesita este bautismo. No necesita arrepentirse. No necesita confesar ningún pecado. ¿Entonces por qué estás aquí? Jesús da una oración en respuesta, y es en gran manera importante. Él dice: «Que así sea ahora, porque así nos conviene cumplir toda justicia» ( Mateo 3:15 ). Es apropiado. Por eso lo está haciendo. Bueno, ¿qué es apropiado? Cumplir toda justicia. Es evidente que Jesús vio Su vida como el cumplimiento de toda justicia. El hecho de participar en un bautismo de arrepentimiento a pesar de que no tenía pecados de los cuales arrepentirse, demuestra que la justicia que quería cumplir era la que se requería de todo hombre pecador, no de Sí mismo.

Asegurando la justicia

Jesús había leído Isaías 53. De hecho, Isaías 53 era la misión de Su vida. Y esto es lo que leyó en el versículo 11: «Por su conocimiento el justo, mi siervo, hará que muchos sean considerados justos». El justo hará que muchos sean considerados justos. Mi respuesta a la pregunta de por qué Jesús insistió en ser bautizado es que esta nueva gente que estaba siendo reunida por Juan el Bautista sobre la base del arrepentimiento y la fe, no sobre la base del judaísmo, tendría que estar justificada. Tendrían que ser considerados justos, porque no eran justos. Tendrían que tener una justicia propia, como dijo Pablo en Filipenses 3: 8–9 . Esa justicia incluía el cumplimiento de toda justicia en la vida de Jesús. Jesús realizó toda la justicia que se requeriría de los hombres ante la corte de Dios. Entonces se unió a la humanidad caída, para quien estaba proporcionando justicia al compartir su bautismo.

John Piper

John Piper

John Piper (@JohnPiper) es fundador y maestro de desiringGod.org y ministro del Colegio y Seminario Belén. Durante 33 años, trabajó como pastor de la Iglesia Bautista Belén en Minneapolis, Minnesota. Es autor de más de 50 libros.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.