Acuéstate cuando tu esposa se acueste

Cuando estas cosas se unen, forman una poción peligrosa y, con el tiempo, pocos hombres se resisten a beberla, aunque al principio sea solo una probadita.

Podríamos extendernos aquí, pero vayamos directo al grano. Si no te acuestas a la misma hora que tu esposa por circunstancias no legítimas, quiero saber por qué no lo haces. No me refiero solo a cuando quieres tener sexo. Me refiero a todo el tiempo. ¿Por qué no lo haces? Cuando Charlie, un hombre que asistía a la iglesia junto con su familia, cayó más y más profundo en la pornografía, su esposa no tenía idea: “Muchas veces ella estaba ya dormida cuando él se conectaba. Cuando ella se despertaba, él solía decirle que estaba estudiando para la maestría […], él tenía cuidado de borrar su historial de navegación cada vez que lo hacía”.[1] Este es un engaño de varias maneras. Por supuesto que hay situaciones en la vida que requieren que vayamos a la cama a horas distintas, pero, a menos que tengas alguna situación inevitable como trabajar el turno de la noche, comienza a hacer esto hoy mismo. En serio, no esperes. Nada bueno sucede en esas horas que pasas a solas. Si necesitas menos horas de sueño que ella, bien. Lee en la habitación con un poco de luz o aprende a levantarte antes que ella para hacer ejercicio para que estés cansado cuando ella lo está. Hagas lo que hagas, no combines estar a solas y ocioso en la noche. Cuando estas cosas se unen, forman una poción peligrosa y, con el tiempo, pocos hombres se resisten a beberla, aunque al principio sea solo una probadita.

Preguntas de diagnóstico

  1. Si estás casado, ¿te vas a acostar junto con tu esposa? Si no es así, ¿por qué? (Nota: si cambias inesperadamente un patrón bien establecido en tu matrimonio, probablemente tengas que explicarlo. No le tengas miedo a esta conversación).
  2. Cerca de mi casa hay varios clubes nocturnos. En letras mayúsculas fluorescentes, un cartel señala: “CERRAMOS A LAS 6:00am”. ¿Qué provoca que resistir el pecado sexual en la noche sea tan difícil?
  3. ¿Por qué es más fuerte la tentación sexual si se combina con soledad y ocio? Para ti, ¿qué hace más difícil resistir el pecado sexual en la noche?
  4. ¿Hay otros patrones nocturnos que debes cambiar?

Puedes adquirir el libro en Amazon.com


[1] Paul, Pornified [Pornificados], 179.

Dahwill De la Cruz

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.