Consejería para parejas

En los últimos años, hemos sido bendecidos con un increíble volumen de recursos relacionados con la consejería bíblica. Desde manuales básicos para consejeros aficionados hasta examinaciones profundos para problemas específicos, ahora estamos bien atendidos con recursos destinados a abordar una serie de problemas comunes. Nuevo en el campo es la Consejería para parejas de Jonathan Holmes: una guía bíblica y práctica para consejería matrimonial (Counsel for Couples: A Biblical and Practical Guide for Marriage Counseling). Holmes es el pastor de consejería en la Iglesia Parkside en Ohio y aporta una gran cantidad de conocimientos prácticos y académicos a este libro, que ha escrito principalmente para servir como un recurso para pastores, consejeros y líderes laicos, a quienes se les llama tan a menudo para ayudar a guiar a las personas a través de cuestiones relacionadas con el matrimonio. Sin embargo, él también cree que puede ser útil para los esposos y las esposas mientras navegan las dificultades o incluso las crisis que pueden surgir en su relación. Por lo que es un trabajo de nivel popular destinado a ser adecuado para casi cualquier lector. “Quiero dejarte con una teología y una metodología sólidas y bíblicas para ayudarte a navegar por el mundo de la consejería matrimonial. Mi convicción es esta: la Palabra de Dios es suficiente y lo suficientemente poderosa para abordar los problemas matrimoniales más profundos y lo suficientemente robusta como para evaluar los problemas cotidianos que encontrará en la consejería matrimonial”. Los primeros seis capítulos exponen los conceptos básicos de la consejería bíblica en general y la consejería matrimonial en particular. Según Holmes, el corazón de la consejería es bastante simple: es “una de las muchas maneras en que podemos tomar las verdades de la Palabra de Dios y hablarlas con amor en el contexto de una relación personal con el objetivo de crecer en la piedad”. Entonces es decir la verdad en amor en el contexto de la vida real, y especialmente en las pruebas y dificultades de la vida real.  De esta manera, cada pastor es un consejero, aunque también existe una gran necesidad de especialistas capacitados y calificados. En estos primeros capítulos, introduce el concepto del corazón como el corazón de nuestros problemas, luego proporciona sabiduría sobre cómo planear una relación de consejería productiva, cómo estructurar sesiones, cuándo y cómo aconsejar a las personas hacia el perdón, etc. Útilmente discute cuándo se debe romper una relación de consejería y cuándo un consejero aficionado debe remitir a las personas a profesionales. Es una descripción breve pero útil del propósito y la metodología de la consejería bíblica. El resto del libro, capítulos 7 a 16, analizan los problemas comunes que los pastores y consejeros encontrarán en su ministerio de consejería: adulterio, pornografía, abuso, cónyuge incrédulo, falta de comunicación, hijos difíciles, aborto involuntario e infertilidad, suegros, y frustración sexual o disfunción. En cada caso, proporciona una introducción al problema y ofrece ayuda para guiar a las parejas hacia la sanidad. Señala algunas de las formas en que los consejeros pueden causar daño involuntario en lugar de ayuda. Él comparte los conceptos básicos de lo que la Biblia tiene que decir sobre el tema en particular. Hace todo esto en un formato corto, ya que cualquiera de estos temas podría ser fácilmente un libro en sí mismo. La mayoría de los capítulos terminan con una pareja que describe brevemente su historia de cómo la consejería ayudó a su relación y con “Notas de campo del consejero” donde otro consejero bíblico ofrece algunos consejos prácticos.  También está seguro de señalar a los lectores muchos recursos confiables adicionales. En general, la Consejería para parejas es un libro útil. Si bien estoy seguro de que muchos consejeros lo agregarán a sus bibliotecas, espero que también demuestre su valor para pastores o líderes laicos que se espera que ofrezcan consejería a parejas en crisis, pero que a menudo carecen de capacitación formal. Un amigo que lo ha leído ofreció este elogio: “Personalmente, después de haber servido como pastor durante una década, pensé que me habría sido realmente útil, especialmente como un nuevo pastor recién salido del seminario. Estaba volando a ciegas la mayor parte del tiempo en esas situaciones, y terminaba refiriéndolos a otros, lo que siempre sentí que era una abdicación de mi papel”. Me gustaría pensar que ayudará a los consejeros aficionados a desempeñar su papel con mayor habilidad, mientras que también los entrena para referirse a profesionales con mayor confianza. Parece que es el tipo de libro que un pastor querrá leer una vez, y luego tenerlo a mano para que, antes de que una pareja llegue a una sesión, pueda revisar rápidamente los capítulos correspondientes. Espero que lo mantenga exactamente para ese propósito.

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo BLOG ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por más de 7000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.