Dios te ha encontrado fiel

La parábola de los talentos es una de las más conocidas y más queridas de todas las que nos dejó Jesús.
|
|

La parábola de los talentos es una de las más conocidas y más queridas de todas las que nos dejó Jesús. Cuenta acerca de un hombre que se va de viaje y que, antes de partir, distribuye sus bienes entre sus siervos para que los guarden. A uno le da cinco talentos, a otro dos y a otro sólo uno. [Un talento, por el contexto, es el salario de unos 20 años de un obrero]. Cuenta cómo responde cada uno de estos siervos a lo que se les ha confiado: Dos de los siervos invierten el dinero sabiamente y lo duplican, mientras que el otro simplemente lo entierra y más tarde lo devuelve tal cual le fue entregado. Los dos primeros reciben la aprobación de su amo, mientras que el tercero recibe su condenación. Esta parábola lleva a muchas aplicaciones legítimas y a menudo nos desafía a ser fieles con lo que el Señor nos ha confiado, ya sea el propio evangelio, o los dones, talentos, dinero, responsabilidades u oportunidades que se nos han dado. Dios nos confía muchas cosas y a nosotros, como sus siervos, nos corresponde ser fieles con todo ello. Podemos esperar que, a medida que seamos fieles, conoceremos la aprobación y la recompensa de Dios. «Porque a cualquiera que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia». Escondida a plena vista se encuentra una simple observación: a los siervos nunca se les ofrece una opción en su mayordomía. El amo no se acerca a ellos para preguntarles: «¿Cuánto de mis bienes crees que eres capaz de manejar?». Él nunca se presenta para preguntar: «¿Cómo te sentirías si te dieran los cinco talentos completos? ¿Crees que puedes manejar cinco, o preferirías tener sólo dos?». Él no les hace pasar por un proceso de solicitud y no saca el Eneagrama para asegurarse de que está distribuyendo sus bienes de acuerdo con el tipo de personalidad. Más bien, él simplemente asigna una cantidad a cada uno de ellos como mejor le parezca. Él distribuye sus bienes y espera que cada uno de ellos demuestre ser digno de la responsabilidad que les ha dado. Sin embargo, seguramente el que recibe los cinco talentos se siente particularmente honrado. Seguramente es una señal de la confianza de su amo, de su confianza en él, el hecho de que se le dé tanto. Seguramente el amo no está siendo precipitado o apresurado al darle a ese siervo dos tercios de sus bienes. Seguramente éste ya ha demostrado ser fiel y sobre esa base ahora se le da la oportunidad de demostrar su fidelidad con más aún. Y con esto en mente, me pregunto si estás llevando una carga pesada en este momento. Puede que se te hayan confiado grandes responsabilidades. Puede que estés cargando con profundas penas y feroces dolores. Tal vez te preguntes por qué se te ha dado tanto, por qué el camino que debes caminar es tan estrecho, tan pedregoso, tan difícil. Tal vez te preguntes por qué la Providencia de Dios parece haberse aplicado de manera tan dolorosa. Desde la parábola de los talentos debes ver la mano de Dios en todo ello, pues es Él quien te ha confiado todas estas cosas. Y detrás de la mano de Dios, debes ver Su confianza en ti, Su confianza, Su optimismo. Dios es quien te ha llamado a caminar este camino, y Él es quien te ha llamado a caminarlo fielmente. Sin embargo, Él no te ha juzgado mal ni te ha preparado para el fracaso. Él no ha sido frívolo en Sus decisiones ni imprudente en Su sabiduría. No, Él te ha encontrado fiel en las cosas pequeñas y ahora te ha confiado este asunto tan grande. En lo poco fuiste fiel y ahora sobre mucho se te ha puesto. De esa manera, la confianza de tu maestro es una bendición, una recompensa en sí misma. Él no se equivocó al darte los cinco talentos, y Él nunca te dejará ni te abandonará mientras los lleves por Su causa, por Su gloria. Deja que Su confianza te impulse a demostrar tu fidelidad, que Su confianza te motive a demostrar que eres digno—digno de la gran responsabilidad que Él ha puesto en tus manos.

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo Blog ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por mas de 6000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.