3 minutos los jueves- 3 consejos sobre productividad

[dropcap]N[/dropcap]os acercamos al final del año, lo que significa que ya comenzamos a pensar en el próximo año, ¿verdad? Ahora, para la mayoría eso significa que estamos evaluando el año que termina, y comenzamos a determinar cómo podemos ser mejores el año que viene. En esta edición de Jueves en 3 minutos, quiero darte tres pequeños consejos de productividad que pienso que realmente marcarán una diferencia. https://www.youtube.com/watch?v=WNaPGH8vr5o  

Transcripción

Nos acercamos al final del año, lo que significa que ya comenzamos a pensar en el próximo año, ¿verdad? Ahora, para la mayoría eso significa que estamos evaluando el año que termina, y comenzamos a determinar cómo podemos ser mejores el año que viene. En esta edición de Jueves en 3 minutos, quiero darte tres pequeños consejos de productividad que pienso que realmente marcarán una diferencia. Nos tomará tres minutos, y nos aplicaremos a ello. El primer consejo es este. No esperes soluciones rápidas. La mayoría miramos hacia atrás y vemos distintas oportunidades perdidas, vemos mucha pereza en el año que pasó, y nos vemos tentados a buscar alguna solución rápida. Algo que requiera un mínimo esfuerzo pero cause un gran impacto, como si alguna vez eso funcionara. Imagina que tu casa se tambalea, a punto de caer. Sabes que no basta con ponerle una nueva capa de pintura para repararla, ¿verdad? No basta con poner cinta adhesiva en las grietas. Hay que cavar, reforzar los cimientos; hay que encargarse del origen del problema. En lo que respecta a la productividad, eso es exactamente lo que necesitamos. Hay que darle tiempo, hay que poner algún esfuerzo. ¿Así que por qué no decides separar algún tiempo para considerar lo que realmente significa ser productivo? Para considerar cómo aumentar tu productividad el próximo año. Segundo consejo. Haz que tu productividad no solo se trate de ti mismo. Cuando consideramos ser productivos, tendemos a enfocarnos mucho en nosotros mismos. ¿Qué hice? ¿Qué logré el año que pasó? Y al pensar en el futuro, ¿cuáles son mis objetivos? ¿Cómo puedo obtener el tipo de vida que quiero? Es muchísimo mejor desviar la productividad de ti y dirigirla, primero a Dios, y luego a los demás. Es decir, la productividad no se trata primero de hacer lo que te beneficia a ti, sino lo que beneficia a otros. No se trata primero de ganar reconocimiento para ti, sino para Dios. La vida realmente productiva y satisfactoria es la que está orientada al bien de los demás y la gloria de Dios. Hay mucho más satisfacción en esa vida que en una vida de hacer lo que es bueno para ti y que finalmente se trata de glorificarte a ti. Consejo número tres. Aprende que la productividad se entiende mejor como una inversión. Al evaluar el año pasado, podemos medir el éxito según el número de cosas que logramos, o incluso el tamaño de los proyectos que completamos. Pero hay una mejor forma de entender la productividad. Para ello necesitamos verla como una inversión; desde esa mirada. No es preguntar qué hicimos, o qué haremos, sino dónde hicimos nuestras inversiones. Y dónde invertiremos el año que viene. La productividad se trata de invertir, de hacer la mejor inversión de mis dones, mis talentos, mi tiempo, mi energía, incluso mi entusiasmo. Se trata de invertir todo eso en lo que es bueno para los demás y glorifica a Dios. No solo de usar las ocho o diez horas que dedico cada día al trabajo. Junta todo lo anterior y tenemos esto. Al concluir el año, tómate un tiempo para considerar lo siguiente. El año que viene, ¿cómo puedes usar tus dones, tus talentos, tu tiempo, tu energía y tu entusiasmo de una forma que beneficie a los demás y glorifique a Dios? Considera esa pregunta, respóndela de un modo satisfactorio, y estarás bien encaminado a un año realmente productivo. Esta es otra edición de Jueves en 3 minutos. Espero que te resulte útil, y nos vemos muy pronto.    

Tim Challies

Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo Blog ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por mas de 6000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.

Siempre en contacto

Recursos en tu correo electrónico

¿Quieres recibir todo el contenido de Volvamos al evangelio en tu correo electrónico y enterarte de los proyectos en los que estamos trabajando?

.